TU NO ESTAS SOLO O SOLA EN ESTE MUNDO SI TE HA GUSTADO UN ARTICULO, COMPARTELO, ENVIALO A FACEBOOKM A TWITTER U OTRAS REDES SOCIALES

Wednesday, May 07, 2008

Cuando se abre un negocio a los 75 años de edad, hay que tener un plan cuidadoso

LIDERAZGO E INTELIGENCIA
Cuando se abre un negocio a los 75 años de edad, hay que tener un plan cuidadoso

(Siete de cada diez trabajadores estadounidenses trabajarán después de jubilarse) (1034)

Por Burton Bollag
Corresponsal del Servicio Noticioso desde Washington

Washington - Cuando su esposo murió hace ocho años, Pearl Rank, que entonces tenía unos setenta años de edad, abandonó su puesto como empleada de ventas en una tienda de ropa de Misisipi y regresó a su Illinois nativo. Pero muy pronto se aburrió.

"No soy el tipo de persona que se queda en casa y juega a las cartas", dijo. Abrió una pastelería en el "Apple Barn" , un mercado rural en el pequeño pueblo de Chatham que vende productos agrícolas de granjas de la localidad y que es propiedad de su hija. La pastelería se ha convertido en uno de los lugares favoritos de los residentes del pueblo, debido al pan fresco y las tartas de fruta, y da empleo a cinco personas durante la temporada concurrida. Rank explicó que antes de abrir el negocio no sabía casi nada de repostería, pero que aprendió sola porque quería hacer algo constructivo en su tiempo libre.

Ahora a la edad de 83 años, Pearl Rank forma parte de un número cada vez mayor de personas jubiladas en Estados Unidos que abren pequeños negocios.

Los expertos dicen que la tendencia se debe a una combinación de factores. Por un lado, la gente vive más años. Los estadounidenses de 65 años y mayores constituyen el 12 por ciento de la población. La Oficina del Censo prevé que para el año 2050 constituirán el 21 por ciento de la población.

Quienes se jubilan ahora tienen mejores niveles de educación y viven vidas más largas y saludables que los jubilados de generaciones anteriores. Las personas jubiladas de hoy están en mejor posición de convertir sus ideas en negocios.

Los avances económicos y tecnológicos también les han ayudado. Las computadoras y la Internet han reducido considerablemente los costos de abrir un negocio. "Antes, uno tenía que alquilar una oficina y contratar a una secretaria", dice Edward G. Rogoff, profesor de administración de empresas de Baruch College, en Nueva York. "Ahora, sólo se necesita un teléfono y una computadora en casa, y se puede comenzar inmediatamente".

Además, según dicen los economistas, en las empresas se observa una tendencia reciente de subcontratar los servicios que antes hacían ellas mismas. Algunas personas jubiladas trabajan como contratistas por cuenta propia, vendiendo a sus antiguos empleadores servicios como entrega de productos, apoyo técnico, capacitación o servicios de impresión.

Los economistas coinciden en que, a diferencia de los trabajadores más jóvenes, los trabajadores mayores es más probable que sean sus propios jefes. Un análisis realizado en 2005 por el Centro sobre el Envejecimiento y el Trabajo de Boston College sobre personas de 50 años y mayores que participaban activamente en la fuerza laboral, encontró que el 17 por ciento trabaja por cuenta propia (en comparación con 12 por ciento de trabajadores jóvenes) y 9 por ciento es dueño de un pequeño negocio (comparado con 5 por ciento de trabajadores jóvenes).

Los expertos dicen que parece que el número de personas jubiladas que abre nuevos negocios va en aumento. Las personas jubiladas disfrutan de ciertas ventajas ante los empresarios jóvenes. "Las personas de mayor edad que inician un negocio pueden aprovechar su experiencia y sus redes de contacto", dijo Rogoff. Si permanecen en el mismo sector en el que trabajaban antes, tienen años de conocimientos y han consolidado relaciones con muchas personas a las que pueden recurrir, como por ejemplo clientes, proveedores, expertos y banqueros.

Los empresarios de mayor edad a menudo tienen mayor acceso al dinero y a poder invertirlo en una nueva empresa, que los empresarios jóvenes, afirma Robert McKinley, director de un programa de la Universidad de Texas en San Antonio dedicado a ayudar a pequeñas empresas locales. "Generalmente tienen ahorros o al menos crédito cuando solicitan un préstamo bancario", comenta.

Pero una cosa que no tienen los empresarios de mayor edad es: tiempo. Por ese motivo, los expertos a menudo aconsejan que las personas jubiladas eviten entrar en proyectos arriesgados. "Si tienes 26 años y experimentas un fracaso horroroso, tienes mucho tiempo para recuperarte", dijo Rogoff. "Si tienes 66 años, no lo tienes".

AARP (anteriormente conocido como la Asociación Estadounidense de Personas Jubiladas) una organización sin fines de lucro, aconseja a jubilados que no arriesguen todos sus ahorros. "A AARP le preocupan realmente las personas jubiladas que utilizan sus ahorros para empezar un nuevo negocio", dijo Deborah Russell, la directora de asuntos laborales de la organización. Dice que los jubilados que estén pensando en iniciar un negocio deberían elaborar un plan de negocios "que incluya cuándo sería aconsejable terminar el negocio".

Los cambios en la sociedad estadounidense favorecen este aumento en iniciativas empresariales más tardías en la vida. Las familias son más pequeñas y a menudo menos capaces o tienen menos voluntad de que los padres mayores vivan con ellas. Al mismo tiempo, los avances en el campo de la atención de la salud, como por ejemplo las caderas artificiales, permiten que la gente mayor tenga vidas independientes por mucho más tiempo que en el pasado.

"Sabíamos lo que significaba la jubilación", dijo Marcie Pitt-Catsouphes, codirectora del Centro sobre el Envejecimiento y el Trabajo. "Significaba retirarse del mercado laboral". Pero las encuestas revelan que casi siete de cada diez trabajadores ahora esperan continuar trabajando a tiempo completo o a jornada parcial después de jubilarse de sus empleos principales, normalmente a la edad de 65 años.

Con la perspectiva de 20 ó 25 años más de actividad en su futuro, las personas jubiladas a menudo recurren a algún tipo de trabajo, ya sea un nuevo empleo, un negocio o el voluntariado, que les mantenga sanos, física y mentalmente, y que les dé un sentido de propósito en la vida.

Las preocupaciones monetarias también empujan a los jubilados de vuelta al mundo laboral, dijo Rogoff, especialmente a medida que "disminuye el número de personas que tienen una pensión".

Para Pearl Rank, los beneficios de dirigir su propio negocio son evidentes. Aún sufre de una dolorosa lesión de espalda que sufrió hace dos años. "Podría quedarme en casa y lamentarme", dijo. Pero en lugar de ello, está en su pastelería todos los días desde las  6:30 de la mañana hasta las 3:30 de la tarde. "Me ayuda a no pensar en mis dolores", comenta.

(El Servicio Noticioso desde Washington es un producto de la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://usinfo.state.gov/esp)
Consulten, opinen y escriban
Saludos
Rodrigo González Fernández
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
www.Consultajuridicachile.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.biocombustibles.blogspot.com
Renato Sánchez 3586
teléfono: 5839786
e-mail rogofe47@mi.cl
Santiago-Chile
 
Consulta por cursos, charlas  en RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL, LOBBY- BIOCOMBUSTIBLES- A NIVEL INTERNACIONAL - Y PARA CHILE DISPONIBLES  OTEC, OTIC, UNIVERSIDADES.

No comments: