TU NO ESTAS SOLO O SOLA EN ESTE MUNDO SI TE HA GUSTADO UN ARTICULO, COMPARTELO, ENVIALO A FACEBOOKM A TWITTER U OTRAS REDES SOCIALES

Sunday, August 14, 2011

INTERESANTE ENTREVISTA A NUESTRO AMIGO EL PERIODISTA ESPAÑOL FRANCISCO RUBIALES

ENTREVISTA A FRANCISCO RUBIALES, PERIODISTA Y ENSAYISTA


Nota


ENTREVISTA A FRANCISCO RUBIALES, PERIODISTA Y ENSAYISTA
Lleva tiempo denunciando la degeneración del sistema que nos gobierna. Considera que aquello que en la antigua Grecia se llamaba democracia, hoy no es más que un burdo sucedáneo, administrado por los todopoderosos y corrompidos partidos, que han olvidado su originaria función de representar las diversas voces del pueblo y de estimular la participación de los ciudadanos en la política, para convertirse en un fortín de prebendas, alejado de la vida real, y repleto de mediocres al servicio del dictado del líder.

Francisco Rubiales, periodista, ha sido corresponsal de guerra, director comercial y de informativos especiales de la Agencia EFE, y responsable de comunicación de la Expo 92. Actualmente, preside el grupo Euromedia y es miembro de la Junta Directiva de la Asociación para el Progreso de la Comunicación, con sede en Sevilla. En sus libros (Democracia secuestrada, Políticos, los nuevos amos, Periodistas sometidos. Los perros del poder) y en el blog "Voto en blanco", sostiene la necesidad de fortalecer la sociedad civil, para hacer frente a un poder político degradado.

- Si estuviera en su mano, ¿cuáles serían las tres primeras medidas que tomaría para acabar con esa "oligocracia" en la que, asegura, vivimos, y donde el pueblo ha sido sustituido por la elite, y el poder es un privilegio y una fuerza irresistible?

La primera medida sería reorganizar el sistema para convertirlo en una democracia de ciudadanos. Habría diez cónsules, elegidos directamente por los ciudadanos entre gente independiente, con probado prestigio y sin pertenencia a partidos, que tendrían los poderes delegados del pueblo para vigilar con autoridad al sistema, con especial énfasis en el Gobierno, la Justicia, el Parlamento, las grandes instituciones y los funcionarios. La segunda medida sería obligar a los partidos y sindicatos a que se financien con sus propios ingresos. La tercera medida sería reescribir la Constitución, la Ley electoral y el Código Penal para que respondan a criterios democráticos y justos. Todas las medidas se orientarían a instaurar una verdadera democracia de ciudadanos, no una dictadura de partidos, como el actual sistema vigente en España.

- Pongamos que un amigo le confiesa su intención de participar en un partido político, ¿qué le aconsejaría?

Se lo desaconsejaría porque, en las actuales circunstancias, los partidos se corrompen inevitablemente, y corrompen a sus miembros.

- Tiene una confianza envidiable en la responsabilidad del pueblo. Pero, dígame, ¿quién no escurre el bulto en la comunidad de vecinos o en la mesa de trabajo?, ¿cuántas personas conoce que pertenezcan a alguna asociación?, ¿y que hable de política sin crisparse y sin recurrir a tópicos?, ¿cree de verdad en el éxito de los "cafés ciudadanos" que propone en su ensayo Políticos, los nuevos amos?

Los ciudadanos se forman en el ejercicio del poder. Establecería un sistema de sorteo, como en la Grecia Clásica, para que determinados ciudadanos que se ofrezcan voluntariamente y estén capacitados ejerzan puestos públicos, como los de concejales, directores de departamentos y otros muchos. El objetivo de esa auténtica participación es fomentar la responsabilidad y la participación ciudadana. El actual sistema está orientado a alejar a los ciudadanos del ejercicio del poder, dejándolo como monopolio a los partidos. Así no se forman ciudadanos sino gente despolitizada, fanatizada y ajena a la cosa pública. El ciudadano es una persona responsable, interesada en la cosa pública, libre, cooperativa e incapaz de delegar lo que es indelegable: su voluntad política. Los ciudadanos dignifican y otorgan solvencia al sistema. Sin ciudadanos y en manos de políticos profesionales, la política siempre es un abuso y un vertedero.

- Estoy seguro de que muchos promotores del movimiento 15-M firmarían sus razonamientos en torno a la necesidad de una democracia real. ¿Se sentiría cómodo con esta identificación?

Me sentiría cómodo si descubriera que el movimiento responde a criterios propios y no está manipulado por agitadores profesionales enviados por partidos de izquierda.

- Sostiene que la prensa está dejando de ser un poder independiente y fiel a la verdad, lo cual supone un lastre para el sistema democrático. ¿Es esta una situación reversible?

No es reversible, salvo que cambie el sistema de manera drástica. La prensa está entregada al dinero y el dinero le llega del poder político, que lo sustrae de los impuestos de manera delictiva. Mientras subsista el sistema como está, corrompido y viciado, la prensa estará al servicio del dinero y eso significa que estará sometida a los poderosos, no sólo a los políticos, sino también a las grandes empresas y conglomerados de intereses.

- El fortalecimiento de la sociedad civil ha de empezar, sugiere, desde la más temprana edad. En este sentido, me imagino que verá con buenos ojos iniciativas como la asignatura de Educación para la Ciudadanía…

Educación para la Ciudadanía no pretende formar ciudadanos sino a gente adicta al sistema y sometida. Formar ciudadanos es otra cosa. Además, las directrices y contenidos de esa asignatura vienen marcados por el núcleo del poder, que está corrompido y es antidemocrático. Educación para la Ciudadanía es una buena idea, pero siempre que respondiera a un poder decente y democrático, algo que no ocurre en España.

- Tanto el PP como el PSOE ya han anunciado que, de cara a las elecciones generales de noviembre, emplearán las redes sociales para conocer las preocupaciones de los ciudadanos y servirse de sus aportaciones. ¿Una buena noticia, reflejo de una nueva etapa en la comunicación política, o mero gesto de campaña?

Creo que mero gesto de campaña, una iniciativa para ganar votos y comprar voluntades que no responde al deseo de libertad ni al interés por el debate libre y la verdad. De hecho, casi todas las páginas de políticos y de partidos en la red están censuradas y no admiten críticas. Como todo poder totalitario y antidemocrático, el de nuestros partidos, forjados en hornos sin democracia interna, sin debate y dominados por el sometimiento al líder, tiene miedo a la libertad y, sobre todo, a la verdad que emana del debate libre.

- ¿Es la corrupción una enfermedad curable?

Sí, es curable, pero con cirugía intensa y cambiando de hospital. En el actual, dominado por partidos políticos sin control y por políticos profesionales casi plenamente impunes, no hay garantías y la corrupción es la moneda común que emana del sistema.

- ¿En qué puede desembocar el cada vez mayor distanciamiento, que usted denuncia, entre los políticos y los ciudadanos?, ¿corre peligro la concepción democrática del Estado?, ¿o precisamente esa brecha provocará que la voz de la gente tenga que ser escuchada con más atención?

Puede desembocar en la rebeldía ciudadana y en una lucha que incline el poder del lado de la decencia y del pueblo libre y democrático, pero puede también inclinarse del lado del poder y continuar agrandándose la brecha que separa a los que mandan de los que obedecen. En este caso, cada día será más complicado seguir llamando "democracia" a esta pocilga.

- Llama a la rebelión de los ciudadanos frente a los políticos "depredadores", mezquinos, que no responden a los intereses de los electores, sino de su partido. ¿Confía en un levantamiento pacífico?

Confío en un incremento constante de la rebeldía, de las ansias de democracia y de las exigencias éticas. Acabamos de lograr una gran victoria obligando al infecto Zapatero a retirarse, pero esa ha sido sólo una pequeña escaramuza. Quedan muchas batallas en las que la libertad y la opresión, como ha ocurrido desde el principio de los tiempos, se enfrentarán. De cualquier manera, confiar en la victoria o no es lo menos importante. Lo importante es pertenecer al ejército del bien y luchar contra las legiones del mal, en este caso representadas por los políticos que han corrompido la sociedad y el sistema. La meta no está en la victoria sino en la lucha misma. El día que creamos que hemos ganado, empezaremos a perder. La vida es una lucha permanente contra indeseables y canallas, muchos de ellos, para desgracia de la Historia, instalados en el poder.

Agosto, 2011

Por gomezriveraa

Pulsa AQUÍ para acceder a la entrevista original

 
 
 

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

"El plebiscito no es posible: Es una utopía" por Senador Andrés Zaldivar

"El plebiscito no es posible: Es una utopía"

fotogrande14082011.jpg
El senador Andrés Zaldívar (DC) confiesa estar "asombrado" de la fuerza y del arrastre que en pocos meses ha ejercido la dirigenta de la FECh Camila Vallejo en el conflicto estudiantil y que ha puesto en las cuerdas al propio Gobierno. Por lo mismo, cuando se le pide que dé algunos nombres de posibles candidatos presidenciales de la Concertación, prefiere no adelantar nada y pone a Vallejo como ejemplo. "Imagínese que en poco tiempo ella se ha convertido en una tremenda líder".

El senador de 75 años, quien fue ministro del Interior durante el gobierno de Bachelet, sostiene que los liderazgos varían de un minuto para otro y que, por lo pronto, el tema de fondo hoy es la Educación.

La reforma, dice, debe ser la prioridad del Gobierno y sobre todo de los parlamentarios. Asegura que debe haber "acción más que palabras" e insta al Gobierno a que le imprima celeridad a la solución de los conflictos sociales, ya que, asegura, "el descontento es mayúsculo".

Pero es claro y tajante en rechazar la posibilidad de convocar a un plebiscito para solucionar la crisis en educación, desmarcándose de la tendencia propiciada por algunos sectores de su partido y de la Concertación, como la del presidente del PS, Osvaldo Andrade, que esta semana la calificó como "la forma más adecuada".

-¿Cómo ha visto el actual clima político, con movilizaciones y muestras de descontento?

-Con una gran preocupación. Estamos frente a un fenómeno social muy profundo, que toma como base fundamental el tema de la educación, pero es el reclamo de una clase media que se siente estafada y no considerada. Por eso es que hoy se ve en la calle no sólo a los estudiantes, sino también a sus padres. Incluso, la persona a la que le quemaron el auto condena el acto, pero no desconoce los problemas en la educación.

-Usted ha planteado que se requiere de una reforma constitucional que, a su juicio, es tan necesaria como en su momento lo fue la Reforma Agraria.

-Sí, es un fenómeno social que requiere una respuesta tan profunda como lo fue la Reforma Agraria. Eso pasa por un compromiso con la educación preescolar, por cambiar la institucionalidad de la educación básica y media a una pública de calidad y gratuita. También porque la educación profesional y técnica sea universal y que no se esté limitada por problemas económicos. Luego, hay que clarificar con mucha precisión el tema del lucro.

-¿En qué sentido?

-Hay una demanda social por eliminar el lucro en la educación. Hay que darle una respuesta a eso. La educación superior no puede tener fines de lucro. Hay que ser claro al decir que ningún recurso del Estado será transferido a una universidad que persiga fines de lucro. Si la educación básica y media se desmunicipaliza, hay que darle mucha fuerza a la educación pública y un tratamiento especial sobre otro tipo de educación particular. Lo más importante es asegurar a las familias que la educación de sus hijos va a estar apoyada por el Estado. Hay que profundizar el crédito universitario del fondo solidario y eliminar el crédito con aval del Estado, que es un absurdo. Asimismo, los aranceles de la educación deberían ser fijados por una autoridad, la Superintendencia de Educación Superior debería poner un arancel único.

-El PPD, el PS y el PRSD han planteado que se debe realizar un plebiscito para superar el conflicto educacional.

-El plebiscito no es posible. Es una utopía. No podemos renunciar como Parlamento a la capacidad que tenemos de resolver nuestros problemas. No podemos aplicarlo porque en la Constitución no está establecido y el plebiscito sólo procede en el caso del rechazo a un veto al Presidente de la República. Habría que modificar la Constitución y ese es un plazo muy largo. La reforma educacional es urgente. No puede esperar más tiempo. El Parlamento debe asumir esa tarea y el Gobierno tiene que agilizarse, no puede ser que no tengamos ningún proyecto. Llevamos 2 meses de paro universitario y no hay ningún proyecto de ley hoy tramitándose. Qué cuesta mandar la reforma constitucional para que el Gobierno garantice la calidad de la educación.

-¿Cree que el Parlamento ha perdido legitimidad últimamente ante los ojos de gran parte de la opinión pública?

-La legitimidad la tenemos, pero hemos perdido espacio de credibilidad y se refleja en las encuestas. La gente carece de confianza en sus instituciones, en el Presidente, en la Concertación, en la Alianza, en el Poder Judicial y en el Parlamento. Es un tema muy delicado.

-¿Solucionar en el Parlamento la crisis podría ser una forma de reivindicarse frente a una mayoría poco creyente en la clase política?

-Justamente. Hoy lo que hay que hacer es que el Parlamento sea la sede donde resolvamos estos problemas y que el Ejecutivo nos dé la iniciativa para solucionarlos.

-¿Y cómo ve al Ejecutivo al respecto?

-Veo que el Ejecutivo está más bien por creer que el movimiento social se va a diluir por cansancio, y está equivocado. Yo veo un gobierno poco activo, con muchas declaraciones, pero no nos ha mandado ningún proyecto. Nosotros en el Senado acordamos poner a la comisión de educación a trabajar todos los días que sea necesario para hacer la reforma y poder recoger las aspiraciones de todos los sectores de la sociedad.

-En esa línea, hay quienes piensan que se requiere una reforma tributaria. ¿Es necesaria? ¿Hay espacio para hacerla?

-Creo que no hay que tener temor y sí hay espacio. Desde ya hay un impuesto a la renta que es transitorio hasta el próximo año que perfectamente se puede establecer como permanente. Subir 5 ó 6 puntos al impuesto a la renta no es un problema, ya que se paga sobre las utilidades, y puede ir a un fondo nacional por la educación, con lo que se puede aumentar el impuesto a la renta en los términos que sea necesario. También es posible que cuando se deje de destinar parte del royalty del cobre a la reconstrucción pase a la educación. Como también emitir bonos soberanos A en pesos en Chile que puedan ser suscritos por la AFP, con una tasa de mercado. Perfectamente se puede hacer un fondo de 4 mil millones de dólares al año. Yo sería partidario de asumir el compromiso de que la educación va a tener un financiamiento equivalente al 6% del PIB. Esa es nuestra meta.

"La DC y la Concertación tienen que estar abiertas al diálogo, nunca cerrarse"

-Algunos consideran que el presidente de su partido, Ignacio Walker, ha estado muy cercano al Gobierno y que debería ejercer un rol opositor más duro...

-La oposición no se reconoce por más o menos dureza. Ignacio Walker, el partido, y la Concertación tienen que estar siempre abiertos al diálogo, nunca cerrarse. Hemos manifestado permanentemente nuestra posición de diálogo y apertura, sin perjuicio de que hemos tenido inconvenientes. El Gobierno no puede quejarse de obstruccionismo, cuando ha logrado la aprobación de todas sus leyes. Le acabamos de aprobar el Ministerio de Desarrollo Social por unanimidad. Estamos apoyando el postnatal, pero hemos pedido rectificaciones porque lo que venía era inaceptable.

-¿Qué opina de la acusación constitucional contra el ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter?

-Como senador no puedo opinar, porque el día de mañana tengo que ser juez. Ahora, no hay que dramatizar cuando se ejercen derechos constitucionales.

-Usted fue ministro del Interior y también le tocó enfrentar manifestaciones estudiantiles...

-A mí me tocó en un momento que la manifestación fue muy masiva. Aunque menos que esta y de menor tiempo. Siempre tuve un objetivo: que sin limitar el derecho de los estudiantes a sus expresiones, había que evitar una mayor explosión social. Al interior del gobierno pensábamos: "Dios nos libre de que le pase algo a un estudiante", y a su vez cómo darle respaldo a la fuerza pública para sostener el orden, pero sin que ella fuese excesiva.

-¿Cómo evalúa el rol de Hinzpeter? ¿Cómo es estar en ese rol en esos momentos?

-Creo que ha cometido errores. El hecho de impedir la marcha del jueves pasado fue malo. Lo que más le critico es que se expresa en una forma brutalmente autoritaria, lo que hace verlo muy distante. La autoridad no puede dejar de tener la firmeza que corresponde. Pero el manejo de las movilizaciones sociales es muy complejo y no se puede pretender que sólo por la vía de la fuerza se va a mantener el orden público.

Texto: Paula González / Foto: Héctor Aravena


Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

La Iglesia y el conflicto educacional por Carlos Peña

Carlos Peña
Domingo 14 de Agosto de 2011
La Iglesia y el conflicto educacional

Carlos-Peña.jpg

Lo más pintoresco de esta semana fue el ofrecimiento de la Iglesia Católica para mediar en el conflicto estudiantil. La Iglesia está dispuesta -dijo el vocero de la Conferencia Episcopal- "siempre y cuando los jóvenes hagan un llamado formal". Ricardo Ezzati -arzobispo de Santiago- confirmó luego esa oferta.

Insólito.

Un mediador es, por definición, quien carece de intereses en el conflicto que trata de resolver. Al no tener nublada la vista por sus propios intereses, el mediador aleja el peligro de la parcialidad y, así, puede ayudar a las partes en conflicto a ponderar las razones del otro y, poco a poco, alcanzar un acuerdo.

¿Satisface ese criterio general la Iglesia Católica? ¿Está ella en una condición de imparcialidad en materia educacional?

Desgraciadamente no.

La Iglesia cuenta con el 71 por ciento de las escuelas sin fines de lucro; diez de las sesenta universidades son explícitamente católicas (seis de ellas perciben subsidios públicos directos); y está bajo su control uno de los Institutos Profesionales con mayor matrícula del sistema.

En otras palabras, la Iglesia Católica es, de todos los proveedores no estatales de educación, el más importante. Cualquier empresario de la educación empalidece frente a ella. Su presencia alcanza al sector particular subvencionado, al sector particular pagado, a las universidades del Consejo de Rectores, a las universidades privadas creadas luego del año 1981, a la formación técnico profesional. Se trata, en su conjunto, de un poderoso aparato de influencia cultural financiado con cargo a impuestos. Algo que no ocurre con otras confesiones religiosas o sistemas ideológicos.

¿Cómo entonces la Iglesia podría mediar en el conflicto educativo?

Consentir algo así sería llevar el conflicto de intereses a la peor de sus versiones: a la de ser juez y parte. Equivaldría a que un banco mediara en un conflicto entre las instituciones financieras y los reguladores estatales, o que una universidad privada pretendiera erigirse en un tercero imparcial a la hora de decidir si ha de darse o no un trato preferente a las universidades estatales.

No hay duda: la Iglesia no debe mediar en este conflicto.

Si lo hiciera, la Iglesia Católica se situaría a sí misma más allá del bien y del mal, por encima de los conflictos de intereses de la sociedad, como si ella y sus integrantes fueran capaces de trascender esos intereses y no estuvieran, en cambio, como ocurre en educación, contaminados directamente por ellos.

Pero si esa pretensión de los obispos dota a la Iglesia Católica de una posición que no le corresponde, al mismo tiempo degrada a los representantes del pueblo y al foro público por excelencia, el Congreso Nacional, a la condición de simples espectadores o auxiliares del diálogo. En una palabra, daña a la democracia. ¿Se ha pensado a qué se reduce el gobierno y las instituciones representativas cuando se sugiere enfrentar la movilización social con mediadores, como si los representantes democráticamente electos o el Ejecutivo fueran incapaces? ¿Acaso en una democracia no es a los representantes del pueblo a quienes corresponde deliberar acerca del futuro de la vida que tenemos en común?

Es razonable, por supuesto, que se llame a las iglesias -así, en plural- cuando se trata de dirimir conflictos en los que se entrelazan culpas morales de largo alcance. En esos casos las instituciones meramente civiles no cuentan con argumentos y es imprescindible echar mano a las creencias últimas que orientan la vida de los involucrados. Fue el caso de la mesa de diálogo por las violaciones de los derechos humanos.

Pero que la Iglesia se ofrezca para mediar en conflictos puramente seculares donde están en juego los intereses de grupos (incluidos los suyos) no tiene ninguna justificación.

Ninguna.

Sería como creer que la democracia chilena está hoy obligada a elegir entre la calle y la Iglesia.


Fuente:emol
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

ESTE GOBIERNO DE CENTRO DERECHA TIENE QUE RESTABLECER LAS CONFIAZAS PERDIDAS EN GOBIERNOS DE LA IZQUIERDA PASADOS.

LA CONCERTACION ENGAÑO A LOS ESTUDIANTES
El engaño  a los estudiantes  sufrido en el gobierno de Bachelet no ha podido superarse en los jóvenes actuales. Por ello , no le tienen confianza al Congreso a sus parlamentarios y a la institución en general. Pero esto, es además,  un reflejo de la realidad y que semanifiesta en una mala evaluación de los políticos y partidos políticos en general. Eso es muy grave  ya que los partidos políticos son de la esencia de la democracia.

Pero la cuestión es más compleja. En 20 años de gobiernos de izquierda  dejan de herencia todo un andamiaje al interior de la administración   Los  políticos de la concertación  han fracasado y hecho tan mal su trabajo que han arruinado la empresa Chile ,  pero ellos no dimiten porque se han apropiado de la empresa  la gestionaron  sin ética ni decencia. Así el Actual gobierno ha heredado a miles de funcionarios que fueron incrustados en el Estado por los gobiernos de la Concertación Chilena 

Ha tenido que llegar la crisis y la ruina escolar  para que muchos descubran la gran traición de la casta política concertacionista  a los ciudadanos, el gran robo de esa empresa común, creada por los ciudadanos, que es el Estado democrático. Es , entonces, el gobierno actual , de la centro derecha  liderado por el Presidente Piñera quien se tenga que hacer cargo del  problema de la educación en Chile, pero los jóvenes desconfían por el engaño  de gobiernos pasado del que fueron victimas.

Por lo tanto este gobierno junto  con proponer enormes  reformas educacionales va a tener que hacer lo mismo en materia política para restablecer las confianzas.


Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile